Make your own free website on Tripod.com

YO TAMBIEN QUIERO FORMAR UN GRUPO
La prehistoria Floyd

Es la frase de moda del momento, y dos imberbes estudiantes de la Polytechnis School de Londres que comparten su pasión por los sonidos eléctricos la ponen en práctica. Responden a los nombres de Roger Waters y Nick Mason, y muestran una fascinación casi ilimitada por el rhythm and blues británico, la psicodelia que llega de la Costa Oeste americana y el jazz. Una fusión que se revelará explosiva.

A lo largo de 1965, unos veinteañeros Waters y Mason -que tocan respectivamente, guitarra solista y bateria- reclutan a todo un pelotón de músicos que amplian una formación conocida como Sigma 6:

Rick Wright, en un principio encargado de la guitarra
Clive Matcalf, bajista
Keith Noble y Juliette Gale, cantantes.

El grupo se rebautiza cada pocos meses: T-Set, The Meggadeaths, Abdabs. Incluso este último nombre seria el mas "definitivo".

Cuentan incluso con un manager, que inicialmente es Ken Chapman para ser poco despues Brian Morrison, y los cambios de personal se suceden con la incorporación de un nuevo guitarrista, Bob Close, que aguanta poco tiempo y cede su plaza a un individuo de aspecto enfermizo y cierta simpatía por las sustancias alucinógenas: Syd Barret. El chico tiene una visión -fruto de uno de sus iluminados estados de gracia- y un nombre mágico se deposita en su ajetreada materia gris: Pink Floyd. La union de los nombres de dos músicos de blues de Georgia -Pink Anderson y Floyd Council- de los que Barret tiene un disco en casa. A finales de 1965 la rebautizada formación debuta en el Countdown Club de Londres, en lo que se considera la primera actuación del grupo. El repertorio está basado en poco respetuosos saqueos a clasicos de Bo Diddley, Chuck Berry y The Kingsmen: rock, blues y muchas ganas de ir mas alla de los patrones originales.

A estas alturas de la historia, el grupo ya se ha reducido y ha establecido una formación muy concreta: Roger Waters -bajo y voz-, Nick Mason -bateria-, Rick Wright -teclados- y Syd Barret -guitarra y voz-.

La nave comienza a elevarse...

Sus primeros experimentos los realizan a principios de 1966 en la Universidad de Essex. El 15 de octubre de 1966 son invitados a la fiesta de presentacion de la revista psicodelica "International Times" celebrada en el Roundhouse. Mick Farren, crítico musical, se refiere a la actuación de Pink Floyd en terminos de sorpresa y desconcierto:

"Su música tiene el aire de un solo de The Who, pero un solo sin texto y sin canción para envolverlo... como un bocadillo sin pan. Tocaban muy fuerte y sin forma musical identificable..."

Nick, Rick, Syd y RogerDespiste generalizado. La crítica, acostumbrada a platos más digeribles, no encuentra palabras para definir semejante alud de sonidos. Y el grupo, por su parte, no cede un milímetro en concesiones, y sus temas llegan a superar los treinta minutos de improvisación atmosférica. Demasiado para muchos críticos.

Tras la sonada actuación, son contratados por la agencia Blackhill Enterprises y realizan una de sus actuaciones más históricas: la de la inauguración del UFO Club, en Londres, el 23 de diciembre de 1966. Primer concierto de los Floyd con el nombre reducido y definitivo, y momento de despegue definitivo del grupo, cuyos logros musicales causan una conmosión nada disimulada. El siguiente paso cae por su propio peso: consiguen un contrato discográfico con EMI.


Ultima actualización: Thursday 17 de January de 2002 01:44:54 AM